<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://px.ads.linkedin.com/collect/?pid=3255068&amp;fmt=gif">

Cuando tienes una empresa en la que, además de todo el trabajo diario, debes llevar el orden de las finanzas, el estrés puede no solo ser producto del multitasking y poco tiempo, sino de sentimientos de incertidumbre respecto al negocio. Y aunque tomarse unos minutos para respirar puede ayudar un poco, sabes que en el fondo hay problemas “bajo la alfombra” que por falta de tiempo y desconocimiento no has podido revisar…  

Entonces, sigues con el día a día, atendiendo urgencias, apagando incendios y confiando en que el mañana será mejor… pero pasa el tiempo y ese “mañana mejor” nunca llega. 

Más que un contenido técnico, este artículo es un llamado a reflexionar y conseguir las herramientas apropiadas para resolver uno de los principales factores de estrés de los empresarios chilenos, la incertidumbre financiera.

¿Qué es la incertidumbre financiera?

En el contexto empresarial, la incertidumbre financiera se puede definir como la falta de seguridad, confianza o certeza sobre el estado financiero actual o futuro de un negocio, ocasionando duda e indecisión. En otras palabras, es una sensación inquietante o paralizante que impide tomar buenas decisiones

Al tratarse de una situación que comparte elementos tanto técnicos como psicológicos, el primer paso siempre será reconocer que se tiene un problema, para luego buscar medios que permitan resolver los problemas y mejorar la situación económica de la empresa.

CTA CONTACTO INTERNO ARTICULOS

¿Cómo aliviar la incertidumbre financiera?

Aunque parezca obvio, la incertidumbre se empieza a resolver con certidumbre, y el primer paso para lograr mayor certeza sobre el negocio es ordenar la información financiera desde el presente hacia atrás y proyectarla al menos seis meses adelante. Esto permite generar aprendizajes sobre las decisiones correctas tomadas y de aquellos errores generados por el desorden, desconocimiento y falta de planificación. De esta manera, lograremos comprender cuándo, cómo y porqué debemos tomar determinadas decisiones respecto al negocio, siendo proactivos en potenciar las buenas acciones que estamos generando, corrigiendo malas prácticas y mitigando riesgos para una mejor salud financiera de mi empresa. 

¿Cómo mejorar el orden financiero de mi PYME?

Para dar un orden financiero a tu PYME y por fin deshacerte de la incertidumbre, debes “poner sobre la mesa” toda la información que puedas recopilar sobre el negocio. Esta información debe ser de calidad, es decir, fidedigna, exacta y confiable. A continuación, te dejamos algunas de las herramientas más básicas, pero al mismo tiempo, más fundamentales para tener un orden en las gestiones financieras de tu empresa.

Flujo de caja

El flujo de caja es un informe financiero que muestra los flujos de ingresos y egresos que ha tenido y tendrá tu empresa en un período de tiempo determinado. En palabras simples, es tomar una radiografía al flujo de dinero de tu empresa, para entender con claridad cómo y cuánto dinero entra, se utiliza y sale del negocio. Si necesitas más información sobre este punto, revisa nuestro artículo anterior aquí.

Periodo de maduración

El período medio de maduración de una empresa es el tiempo promedio que transcurre entre el pago a proveedores de materias primas y el cobro a clientes por la venta de productos terminados. En otras palabras, es la cantidad de días en que se recupera el dinero gastado desde la compra inicial de insumos y materiales para la producción. Si necesitas más información sobre este punto, revisa nuestro contenido aquí.

Punto de equilibrio

El punto de equilibrio de la empresa es el nivel de ventas en el cual los ingresos obtenidos son iguales a los costos, tanto fijos como variables. Esta información permite analizar si la empresa, a un nivel de ingresos dado, está ganando o perdiendo dinero. Si necesitas más información sobre este punto, revisa nuestro contenido aquí.

punto de equilibrioFuente de la imagen: COMPITE, Manual de reactivación para PYMES. 2020.

Es importante que conozcas este valor, ya que determina si es que tu empresa está efectivamente generando utilidad. En concreto, debes ser capaz de responder la pregunta: ¿cuánto debo vender para no generar pérdidas?

¿Qué hacer en caso de problemas financieros en mi PYME?

Algunas veces, los problemas financieros de la empresa se pueden solucionar evaluando y ajustando algunas gestiones internas. Sin embargo, cuando los problemas son más complejos o llevas tiempo intentando resolverlos sin muchos avances, la consultoría profesional es sin duda algo que deberías considerar. Apoyarse en asesoría externa te dará esa visión fresca que tu negocio necesita para salir de los problemas financieros y te acompañará en el camino que debes recorrer

Piénsalo de la siguiente forma: Toda PYME tiene un camino que recorrer, en el cual experimentará obstáculos, oportunidades y desafíos que enfrentar para lograr ese crecimiento natural que busca. Muchas veces, este camino puede ser más complejo de lo esperado, y será de gran ayuda el apoyo y compañía de “un otro” que conozca la ruta, para llevarte a la meta con éxito.

Si te hace sentido lo que viste acá, agenda tu consultoría preliminar y obtén recomendaciones claves para alinear tu negocio.

CTA CONTACTO INTERNO ARTICULOS



Artículos relacionados

curva curva

Suscríbete a nuestro blog y recibe nuestro contenido cada mes